PÁGINA DE INICIO 

 

Características del Románico en Galicia

Enlaces Relacionados






La historia y evolución del románico gallego pasa por una serie de fases y vicisitudes demasiado complejas para pormenorizarlas aquí.

Atendiendo a los conceptos más generales, podemos establecer cuatro fases en la historia de este estilo en tierras gallegas.

Fusión del arte asturiano y el románico
En algunas construcciones gallegas, como ocurre también en Asturias, el tradicional estilo prerrománico asturiano se funde con las primeras manifestaciones del románico pleno. Así encontramos edificios con planimetrías prerrománicas con algunas muestras de decoración y escultura románicas.

Primer románico
San Martiño de MondoñedoDe manera aislada, también se construyen en Galicia algunos templos con reconocibles características del románico lombardo o primer románico. San Martiño de Mondoñedo es un buen ejemplo de ello.

Románico compostelano
La edificación de la catedral de Compostela, como es obvio, supuso un referente indiscutible para todo el románico gallego.

San Esteban de MiñoSin embargo, la compleja construcción debió ser imitada en sus formas y estructuras más sencillas en las zonas rurales.

No es de extrañar que algunos edificios (Aguasantas, Mezquita...) imitaran el sistema de doble piso o tribuna pero sin asolar dicha estructura (falso triforio).

A partir del trabajo del Maestro Mateo en el Pórtico de la Gloria se extiende por Galicia una manera de decorar con abundante escultura monumental en las portadas, que bellísimos ejemplos como San Esteban de Ribas de Miño.

Monasterios cistercienses
En la segunda mitad del siglo XII y comienzos del XIII, en los valles gallegos se ven erigir numerosos cenobios de la Orden del Císter. Como en el resto de la geografía española, muestran una serie de características peculiares y comunes: monumentalidad acusada, equilibrio de líneas, gran espaciosidad, falta de escultura decorativa.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias