PÁGINA DE INICIO 

 

Románico en Campoo y Valderredible

Enlaces Relacionados








Capitel de San Martín de Elines Geográficamente la comarca de Campoo ocupa el extremo meridional de Cantabria limitando al norte de las provincias de Palencia y Burgos. A su vez se divide en municipios como Campoo Cabuérniga, Campo de de Enmedio, Valdeolea, Valdeprado del Río, Valderredible, etc.

Esta extensa comarca es una de las zonas de mayor concentración de románico del norte peninsular.

Si bien hay que decir su distribución es muy heterogénea, ya que la mayoría de los edificios de esta época se concentran en el centro (Campoo de Enmedio) así como en Valderredible y Valdeolea, siendo muy escasos en el resto de la comarca.

Interior del ábside de la iglesia de Retortillo, en la comarca del CampooHacemos aquí la advertencia de que hemos concentrado en esta página los principales monumentos románicos de Reinosa, El Campoo de Enmedio, Hermandad de Campoo de Suso, Valdeprado del Río y Valderredible, dejando en otra específica los de Valdeolea.

Información del Románico de Valdeolea

Características del románico en las las comarcas de Reinosa, Campoo de Enmedio, Hermandad de Campoo de Suso y Valderredible

Desde el punto de vista estilístico, el románico del Campoo comparte bastantes características con el del norte de las provincias de Palencia y Burgos.

Junto con templos rurales en paisajes de incomparable belleza también existen iglesias románicas de noble factura.

Iglesia de San Martín de Valdelomar. Valderredible, CantabriaEsta región de Cantabria es altamente recomendada para los amantes del románico y de quienes disfrutan de su visión en un ambiente paisajístico rural.

Trataremos aquí una pequeña pero significativa representación del románico de esta zona de Cantabria:

De los Municipios de Reinosa, Campoo de Enmedio, Campoo de Suso y Valdeprado del Río nos ocuparemos de las iglesias de San Pedro de Cervatos (Colegiata), Santa María de Retortillo, Bolmir, Villacantid, Fombellida, El Barruelo de Carabeos y Aldea de Ebro.

De la zona del Valderredible, citaremos las iglesias de Villanueva de la Nía, San Andrés y San Martín de Valdelomar, Castrillo de Valdelomar y Quintanilla de Rucandio.

Municipios de Reinosa, Campoo de Enmedio, Campoo de Suso y Valdeprado del Río

En la zona centro de la comarca de Campoo, correspondientes a los municipios de Reinosa, Campoo de Enmedio, Campoo de Suso y Valdeprado del Río encontramos construcciones tan notables como la Colegiata de San Pedro de Cervatos, las iglesias de Santa María de Retortillo, Bolmir o Villacantid y otras mucho más modestas como Fombellida y Aldea de Ebro.

Colegiata de San Pedro de Cervatos
Colegiata de San Pedro de CervatosLa colegiata de San Pedro de Cervatos es la joya románica, junto a Elines, de toda la comarca cántabra del Campoo.

Fue fundada inicialmente como el templo de un Monasterio, allá por la primera mitad del siglo XII.

Este cenobio tiene origen anterior, en el siglo X, posiblemente influido por la importancia del paso entre las montañas de Cantabria y la Meseta.

El templo es de serenas líneas románicas. De una nave rematada en cabecera con elegante y alto ábside de semitambor.

Campanario de la colegiataA los pies de yergue una elegante torre campanario con arquerías ciegas sobre columnas y vanos geminados.

La portada, de las mejores del románico cántabro, tiene varias arquivoltas de perfecto medio punto y muy abocinadas que descansan sobre tres pares de columnas.

También posee tímpano y dintel labrado con filigranas vegetales y leones.

La profusión escultórica de esta iglesia es algo excepcional.

Normalmente toda la atención se centra en la consabida iconografía erótica, donde se muestran escenas de coito o varios personajes mostrando sus genitales.

La interpretación de esta temática seguramente ha de interpretarse como una exaltación de la capacidad de procreación humana o simplemente las costumbres en su cruda y, al mismo tiempo, ingenua realidad.

No obstante también hay que detenerse a contemplar toda el resto de escultura de que manera desbordante se reparte por todo el templo.

Más información de la Colegiata de Cervatos

Santa María de Retortillo
Sobre el foro de la ciudad romana de Julióbriga se edificó la estupenda iglesia de Santa María de Retortillo.

Santa María de RetortilloSu estampa es espectacular gracias a su buen nivel de conservación y el precioso entorno paisajístico en el que la hallamos.

Sus aspectos más interesantes son la espadaña del hastial occidental, el tímpano empotrado en el muro meridional, su equilibrada cabecera y los capiteles del arco triunfal.

Más información de la Iglesia de Santa María de Retortillo

Bolmir

Bolmir: Canecillos eróticosMuy cerca de Retortillo está Bolmir con su simpática iglesia. De pequeñas proporciones, es interesante por su cabecera, espadaña, portada meridional y la gran colección de canecillos de temática costumbrista y erótica explícita que nos muestra.

El interior es sencillo, si bien conserva la cabecera en buen estado. En el centro del ábside hay un ventanal cuyos capiteles muestran animales (dos leones y un ave) un tanto mutilados. Por su parte, los capiteles del arco triunfal muestran de nuevo similitudes con Cervatos: leones de cabeza común y acantos escalonados rematados en volutas.

Villacantid

Villacantid es una población al oeste de Reinosa que sufrió importantes reconstrucciones postmedievales hasta el punto de que su puerta de ingreso se encuentra en el muro oriental de una de las nuevas naves que se construyeron, lo que provoca la inusitada estampa de poder contemplar, en el mismo plano, el ábside y la citada portada románica.

ÁbsideEste notable ábside, pequeño pero perfectamente construido, cuenta con dos dobles columnas y un gran ventanal en el paño del medio. Son apreciables los capiteles de este ventanal y los capiteles de las columnas entregas.

En cuanto a la puerta, hay que decir que debió construirse en el muro meridional del templo románico primitivo, pero cuando se acometió el ensanche del edificio se desmontó y se volvió a construir en el muro de cierre del este de la nave sur. Al menos este elemento tardorrománico apreciable no se perdió irremisiblemente.

Cuenta con arquivoltas apuntadas y una pareja de columnas.

Fombellida
No muy lejos de San Pedro de Cervatos encontramos la población de Fombellida y su templo de origen románico junto a la carretera.

Se trata de un edificio muy modesto aunque la cabecera que hallamos está edificado con sillería cuidada y bien montada.

Aldea de Ebro
La iglesia de Aldea de Ebro tiene un templo curiosos por algunas circunstancias.

Iglesia de Aldea de Ebro con su fantástica espadaña exentaLa primera es contar con una enorme espadaña exenta al costado oriental del propio templo. Llama la atención la desproporción de tamaños entre este elemento auxiliar que sirve "tan sólo" para albergar las campanas y la recoleta iglesia a la que presta servicio.

El otros aspecto que resulta un tanto especial es el tipo de cabecera de muro de cierro plano y no semicircular. No obstante, en toda esta comarca hay otros edificios románicos con testero recto.

El Barruelo de Carabeos
En el Barruelo de Carabeos tenemos otra iglesia que, aunque muy adulterada, tuvo cabecera plana de la que se conserva su pequeño ventanal en el muro de cierre.

PuertaMejor se ha conservado la bonita puerta del costado sur. Se abre en un ancho arimez y cuenta con cuatro arquivoltas de medio punto. La exterior es muy original pues en cada dovela se talló un relieve de un aspa con botón central.

Una de las curiosidades de esta portada es que en una de las arquivoltas aparece una fecha de consagración correspondiente a una fecha tan tardía como 1264.

Las columnas llevan capiteles con volutas figuras geométricas muy esquemáticas y una pareja de animales enfrentados y rampantes.

El Románico en el Valle de Valderredible

De todas las zonas de la Comarca de Campoo, la que más contenido románico tiene es, sin duda, el precioso valle por donde circula el joven río Ebro, llamado Valle de Valderredible.

San Andrés de Valdelomar

Tomando la carretera CA-273 que une la zona de Aguilar de Campoo con tierras burgalesas (y poblaciones con interesante románico como Escalada) recorremos la zona meridional de Valderredible, un verdadero vergel de románico y de ermitas rupestres prerrománicas.

Uno de los primeros pueblos con los que nos topamos es San Andrés de Valdelomar con espadaña románica y recia cabecera de sillería con ventanal de buenos capiteles.

San Martín de Valdelomar

A muy escasa distancia de San Andrés de Valdelomar nos encontramos con otra nueva aldea: San Martín de Valdelomar.

Su pequeña iglesia perteneciente al románico tardío y austero del siglo XIII.

Tiene también una espadaña románica y una cabecera con estribos y ventanal central cuyas columnas muestran de capiteles vegetales muy sencillos. (VER IMAGEN LATERAL)

Castrillo de Valdelomar

Siguiendo la carretera CA-273 llegamos a Castrillo de Valdelomar al oeste del municipio de Valderredible. Su bonita iglesia románica se encuentra al costado norte de la aldea, encaramada en el cerrete que domina el pequeño caserío.

El lugar donde se construyó no puede ser más bonito, sobre lo alto de una pequeña loma a cuya vertiente norte se expande un valle repleto de robles. Los amantes de la fotografía encontrarán innumerables ángulos para perpetuar con sus cámaras tan bello ejemplar de la arquitectura tardorrománica cántabra.

Construida con sus cimientos excavados sobre un promontorio rocoso, este sencillo templo cuenta de tiempos románicos con cabecera, espadaña, el exterior de la nave y una puerta en el muro meridional. Todo ello muy sencillo, incluso elemental, pero no por ello deja de ser un monumento importante y entrañable.

El ábside tiene un ventanal en el centro con arquivolta sobre columnas, cuyos capiteles, muy esquemáticos, muestran una planta con hojas romboidales y una pareja de animales: serpiente y anfibio.

El cuerpo de la nave, aunque con reformas, es básicamente el original como certifica su coronamiento con canecillos de proa de barco.

La puerta se abrió en el muro sur, cobijada por un tejado construido entre la nave y el campanario exento. Sus arquivoltas son planas y apuntadas, de gran sobriedad, y los apoyos son las jambas y una pareja de columnas con capiteles vegetales similares en labra a los del ventanal del ábside. También tiene tímpano aunque no aparece escultura alguna.

La potente torre que protagoniza el conjunto, exenta del resto de la fábrica hacia el sur, es fruto de una reconversión de la espadaña románica en fechas postmedievales. Al comienzo tendría tres troneras y forma triangular, hermanada en estructura con las conservadas en localidades vecinas, pero fue rebajada y completada con otros tres muros perimetrales para convertirla en auténtica torre.

El interior continúa con la tónica de minimalismo arquitectónico y escultórico del exterior. La cabecera está compartimentada en presbiterio y ábside abovedados como es norma y los capiteles de las columnas del arco triunfal vuelven al repertorio vegetal conocido.

Paisaje boscoso que rodea la iglesia de Castrillo de ValdelomarLa iglesia de Santa Leocadia de Castrillo de Valdelomar, por las características formales de la escultura descrita, parece ser obra muy tardía de avanzado el siglo XIII.

Otro de los alicientes de esta iglesia es que alrededor se conserva una necrópolis altomedieval con tumbas antropomorfas excavadas en la roca. La mayoría se encuentran a los pies del templo.

En definitiva, esta sencilla y pintoresca iglesia del occidente de Valderredible, junto a los preciosos paisajes circundantes son de tal hermosura que cuesta trabajo abandonar este mágico lugar.

Villanueva de la Nía

Iglesia de Villanueva de la Nía, ValderredibleA poca distancia está Villanueva de la Nía, con un interesante templo románico. Además de la habitual espadaña románica de punta aguda y troneras, presenta la característica de tener una buena colección de canecillos figurados en el alero.

La mayoría de la figura representan curiosos motivos geométricos, pero también los hay con esculturas de personajes humanos.

San Martín de Elines

San Martín de Elines. CantabriaSiguiendo por la misma carretera en dirección a Escalada (Burgos) marchando paralelos al Ebro por el verde Valderredible encajado entre grandes muros y farallones calizos, alcanzamos San Martín de Elines.

La emocionante ruta tiene su colofón cuando tras una curva emerge, casi sin advertencia, la estampa soberbia de la cabecera de la iglesia monástica.

La iglesia de San Martín de Elines, inicialmente perteneció a un monasterio, luego pasó a ser colegiata y más tarde parroquia.

La cabecera es imponente gracias a los grandes arcos que rodean las ventanas y que dan un estupendo ritmo al ábside de semitambor.

También el interior sobresale por sus arquerías murales y la riqueza escultórica, donde sobresale la figura del león.

Más información de la Colegiata de San Martín de Elines

Quintanilla de Rucandio

En un paraje encantandor aparece la iglesia de Santa María de Quintanilla de Rucandio.

Quintanilla de Rucandio: ábsideEsta pequeña iglesia nos ofrece un muy bien proporcionado ábside de sillería, con columnas entregas y ventanal.

Sin embargo, si por algo es conocido este templo románico del Valderredible es por el tímpano de una puerta desaparecida que se encuentra empotrada en uno de los muros. Es de forma apuntada y muestra la escena de la Adoración de los Reyes Magos. La piedra se encuentra erosionado frontalmente, pero, a pesar de ello, se aprecia una elegante movilidad de los personajes y calidad en el modelado.

 

 

 


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias