PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Arte Románico en Los Valles Pasiegos: Pas, Pisueña y Miera

Enlaces Relacionados








Argomilla de Cayón, Valles PasiegosLa hermosísima comarca cántabra de los Valles Pasiegos está formada por los Valles del Pas, Pisueña y Miera.

Situada al este de Cantabria, los Valles Paisegos constituyen uno de los ejes sur-norte de la comunidad y una de sus tierras más vírgenes y auténticas.

Características del románico en la comarca de Valles Pasiegos

Románico en Valles Pasiegos: Colegiata de CastañedaEl Románico de Valles Pasiegos no es tan abundante como en las vecinas comarcas de Saja, Nansa y Besaya. Sin embargo es un románico de gran calidad, que no decepcionará a nadie.

Es curiosa la abundancia de leones esculpidos en canecillos y capiteles de este románico de los Valles Pasiegos. No parece un mero hecho casual, sino que los talleres que trabajaron en estas iglesias quisieron emplearlo con un mensaje simbólico definido.

En este apartado abordamos los siguientes monumentos: la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda, la iglesia de San Andrés de Argomilla de Cayón y la muy próxima de Santa María de Cayón.

Iglesias y colegiatas románicas en Valles Pasiegos

Colegiata de Castañeda (Santa Cruz)

Colegiata de CastañedaSanta Cruz de Castañeda fue en origen un monasterio cluniacense, aunque luego pasó a ser colegiata agustiniana.

Los edificios que forman el conjunto debieron construirse con celeridad lo que le confiere un aire unitario y homogéneo de gran personalidad románica, aunque también sufrió añadidos posteriores.

Se trata de un extraordinario edificio, una de las grandes joyas del románico de los Valles Pasiegos, que tiene la ventaja de presentarse ante el espectador exento, libre de otros edificios cercanos, por lo que su contemplación exterior es un deleite.

Originalmente era de tres naves, con crucero, cimborrio, cabecera triabsidal y torre campanario al mediodía. Algunas amputaciones en las naves y añadidos varios no han logrado menoscabar su bella estampa.
Colegiata de Castañeda. Románico de los Valles PasiegosLa portada se encuentra en el muro occidental y recuerda la estética cisterciense al estar compuesta por amplísimas arquivoltas sin decoración sobre jambas y columnas con capiteles de cuadrúpedos.

El interior de la cabecera es armoniosa y proporcionada, a lo que no es ajeno la articulación de arquería mural sobre columnas de rica iconografía.

La contemplación de la cúpula que soporta el cimborrio es extraordinaria. Dicha bóveda semiesférica se ajusta a los arcos torales mediante preciosas trompas.

Más información de la Colegiata de Castañeda

San Andrés en Argomilla de Cayón

Iglesia de ArgomillaLa iglesia de San Andrés de Argomilla de Cayón es una de las pequeñas joyas del románico de Cantabria. En ocasiones se ha visto eclipsada por su vecina Santa María.

Se encuentra sobre un pequeño cerro, enfrente del renacentista Palacio de Ceballos, que inexplicablemente todavía se usa como establo de vacas.

Argomilla. PortadaPor su escultura, decoración y otras características, la iglesia de Argomilla parece pertenecer a un románico "de buena época" que se situaría en la primera mitad del siglo XII. Inicialmente fue la iglesia de una abadía que con el tiempo pasó a depender de los Ceballos.

La portada está en el muro occidental. Es de buena hechura con cinco arquivoltas decoradas con boceles, ajedrezados y otros motivos geométricos. Los cuatro capiteles de las columnas, aunque deteriorados, muestran algunos animales, como aves, arpías y, de nuevo, leones.

Canecillo con leones en ArgomillaEl ábside se articula de manera bastante clásica: dos columnas lo articulan en tres paños verticales, con un ventanal en cada uno, aunque el meridional está tapado por la sacristía.

Lo mejor del ábside es su magnífica colección de canecillos historiados, donde el león vuelve a ser uno de los grandes protagonistas de su iconografía. En uno de ellos un león adulto parece transmitir el aliento vital a una pequeña cría.

La iglesia de Argomilla tiene una serie de añadidos, como la galería adosada que incluso mutila parcialmente la portada, la sacristía que hace lo propio con un ventanal y la torre campanario.

Santa María de Cayón

La iglesia románica de Santa María de Cayón posiblemente tuvo una sucesora prerrománica, de comienzos del siglo VIII, denominada Santa María de Pangorres.

Una de las  joyas de los Valles Pasiegos: Santa María de CayónActualmente, Santa María de Cayón es una iglesia románica voluminosa con algunas reformas. El templo románico original sería de una nave y cabecera. Parece obra algo tardía de finales del siglo XII.

Su portada occidental es tardía e influida por la austeridad cisterciense, como muestra su amplia corona de arquivoltas planas sobre jambas.

La cabecera es monumental, de grandes proporciones. El tambor absidal queda seccionado en tres calles por dos haces de columnas dobles. Los tres ventanales están muy trabajados, con doble arquivolta de medio punto y cuatro columnas. Muchos de los canecillos de esta parte de la iglesia son historiados, con animales monstruosos, personajes, músicos, etc.

Puerta del hastial occidentalEn el interior, además del arco triunfal y los ventanales, se aprecia una arquería mural de arcos sobre columnas. Los capiteles son interesantes, especialmente los del arco triunfal, con caballeros en torneo y algunos de la arquería, con cabeza humana entre volutas.

Comparada la anterior iglesia de Argomilla de Cayón con la de Santa María de Cayón, ésta parece posterior, al menos en algunas de sus partes, como la portada occidental o algunos elementos decorativos (rombos en cimacios y guardapolvos).

 

 

 

 

 


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias