PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Románico en Valdeolea

Enlaces Relacionados








Campanario de la iglesia de Henestrosa de las Quintanillas, en Valdeolea, Cantabria.Valdeolea es una bonita comarca (mejor decir subcomarca ya que pertenece a la de Campoo-Los Valles) del suroeste de Cantabria.

Limita geográficamente con el noreste de la provincia de Palencia.

Características del románico de Valdeolea

Las características del románico de la comarca de Valdeolea se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Es de tipo rural, formado por las clásicas iglesias concejiles de las aldeas de la zona.
  • Su carácter es más bien tardío pudiéndose datar entre la mitad del siglo XII y las primeras décadas del XIII. En este sentido hay que recordar que la construcción del influyente y vecino Monasterio de San Pedro de Cervatos se llevaría a cabo no más tarde de los años 50 del siglo XII.
  • Se trata de iglesias de pequeño tamaño.
  • Su arquitectura es noble a base de sillería.
  • Reciben la doble influencia escultórica y decorativa de Cervatos y los monasterios norpalentinos.
  • Comparte algunas características -como gran parte del románico del sur de Cantabria- con el románico del norte de Burgos y Palencia. Tal es el caso de las dobles columnas en los ábsides o las jambas encapiteladas de las puertas.

En esta pequeña y bonita comarca de Valdeolea vamos a tratar las iglesias de Las Henestrosas de las Quintanillas, San Martín de Hoyos y Hoyos.

Las Henestrosas de las Quintanillas

Ventana absidal.  Las Henestrosas de las QuintanillasLa ruta desde cualquier punto o carretera hacia Las Henestrosas de las Quintanillas es un verdadero placer, pues el entorno paisajístico vale por sí mismo la pena, con verdes valles solitarios que nos preparan para la sorpresa final que es la iglesia de Santa María.

Al llegar al pueblo, nos topamos con el magnífico palacio de la Corralada, con su estupenda fachada, incluyendo un enorme escudo heráldico.

Pero el templo románico no se encuentra entre el caserío sino que hay que seguir por la carretera que se dirige a Bercedo para llegar a ella. No obstante no hay pérdida porque se asienta en lo alto de una suave loma que se avista desde cientos de metros.

Iglesia de Las Henestrosas de las Quintanillas, CantabriaHay que reconocer que parte del gran encanto de esta iglesia de Santa María de Las Henestrosas de las Quintanillas es debido al lugar en que se ubica. No siempre podemos disfrutar del románico rural en un lugar solitario, sin otras viviendas apiñadas a su alrededor (limitando frecuentemente su contemplación) y rodeadas de una feraz naturaleza.

Éste sí es el caso de nuestro templo de Las Henestrosas de las Quintanillas. Dejamos el coche en la cuneta y contemplamos su equilibrada estampa desde el suroeste. La subida a lo alto de la colina es agradable pues nos rodea el intenso verdor de la hierba cántabra y una buena colección de flores si acertamos en la época.

Una vez en lo alto, comprobaremos que esta iglesia es el mejor ejemplo del románico de la Comarca de Valdeolea y que aporta una sólida arquitectura de sillería con elementos tan interesantes como una curiosa torre campanario, un bien resuelto ábside y una correcta portada de arquivoltas apuntadas.

Henestrosa de las Quintanillas es la mejor iglesia de ValdeoleaLa cabecera muestra un ábside de planta semicircular, con un ancho ventanal de arquivolta angrelada y amplio derrame (aunque la aspillera está cegada). Rodean a este ventanal sendos plintos que llegan hasta la imposta del alféizar. Sobre ellos parten columnas pareadas hasta el alero.

Hay diversos canecillos, lamentablemente, en bastante mal estado aunque se aprecian algunos tan interesantes como una pareja de monjes que parecen leer un códice, el de la izquierda, y el otro, escribirlo.

La puerta está en el costado meridional y se abre en un profundo arimez. Tiene seis arquivoltas apuntadas y con muy escasa ornamentación. Son de perfil liso o abocelado. Sólo la intermedia tiene una somera decoración de dientes de sierra.

Los capiteles de las ocho columnas y las jambas encapiteladas internas se engalanan con abultados crochets.

El campanario procede de la ampliación de la espadaña original románica.

Aunque la iglesia presentaba originalmente la planta habitual en este tipo de templos románicos: una sola nave engarzada a una cabecera de ábside semicircular, el caso es que después se realizó una drástica ampliación. De modo que se añadieron dos naves laterales en los costados norte y sur cuyos tramos están cubiertos por bóvedas estrelladas tardogóticas.

La cabecera románica se respetó y en el arco triunfal hay dos hermosos capiteles que representan una pareja de grifos y a Sansón desquijarando al león, casi de idéntica estampa a los que se encuentran en la palentina iglesia de Vallespinoso de Aguilar.

Por último, mencionamos la existencia de varios fragmentos de pinturas murales del siglo XV atribuidos al llamado Taller del Maestro de San Felices y que dejó numerosas obras en el norte de Palencia y sur de Cantabria.

Iglesia de Santa María de Hoyos

La iglesia de Santa María de Hoyos se encuentra en plena pendiente de una ladera y conserva bien el ábside y la sencilla puerta tapada por un porche posterior.

El ábside tiene una estampa muy clásica con imposta horizontal, amplio ventanal articulado y dos columnas a sus lados.

Interesantes es la colección de canecillos de temática muy variada. vegetales, animales, personajes sentados desarrollando actividades poco identificables, etc.

Iglesia de San Martín de Hoyos

Canecillos zoomorfosMás modesta que su vecina de Hoyos, la de San Martín de Hoyos es un modesto templo rural cuyo exterior se limita a un ábside de semitambor desnudo al que se hizo desaparecer su ventanal central con una corona de canes que muestran cabezas de animales. Se adivinan entre ellas la de una vaca y un ciervo.

La portada meridional es de gran sencillez. Tiene cuatro arquivoltas de medio punto de perfil abocelado menos una lisa y otras con sogueado. La chambrana es ajedrezada. Los soportes son jambas sin columnas. Los canecillos del tejaroz del arimez son lisos o están desfigurados completamente.

Portada de San Martín de Hoyos La estructura de arquivoltas sin columnas suele pertenecer a un estadio muy tardío del románico, lo que retrasaría su construcción al siglo XIII. Sin embargo, el guardapolvos de dos filas de tacos y, sobre todo, el perfil sogueado de una de las arquivoltas son más propios de un románico bastante inicial.

En el interior, lo más destacable es que la iglesia de una nave convencional fue alterada todavía en época romana para abrir dos capillas laterales a modo de transepto y que le confiere planta de cruz latina.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias