PÁGINA DE INICIO 

 

Guía de los Monasterios de Arlanza y San Quirce

Enlaces Relacionados








Torre del Monasterio de ArlanzaEn la franja central y oriental de la provincia de Burgos se encuentran algunos de los monasterios románicos más importantes, no sólo de la provincia, sino de buena parte de España. EN concreto nos ocuparemos de San Pedro de Arlanza y San Quirce, ya que el de Santo Domingo de Silos goza de una página exclusivamente dedicada.

Antecedentes

Hubo dos razones que permitieron un auge demográfico y constructivo en este territorio oriental del Arlanza y la Sierra de la Demanda e los primeros siglos de la Reconquista:

  • Estos territorios que no fueron tan castigados por las tropas cordobesas como consecuencia de su carácter semimontañoso y los refugios naturales que tenías los castellanos
  • El impulso condal durante el siglo X.

Capitel del Monasterio de Arlanza, BurgosEstas y otras razones propiciaron la erección de iglesias de parroquias y monasterios. Lo que queda debe ser una minúscula parte de lo que existió y se construyo entre los siglos IX y XI ya que la mayoría de esas construcciones serían reemplazadas por nuevos edificios románicos, góticos y renacentistas, según la moda de cada época.

Para Félix Palomero, esta tradición de buenos canteros castellanos permitió la asimilación rápida del románico foráneo de la segunda mitad del siglo XI y es más que probable que edificaciones tan ambiciosas como la iglesia de Silos, San Pedro de Arlanza o San Quirce fuera acometida por estos canteros autóctonos ya que las características de su escultura (la llamada "Escuela de la Sierra") difiere mucho de las escuelas escultóricas que se imponen en las iglesias del Camino de Santiago, como Frómista y Jaca.

El cañón del río Arlanza está salpicado de cuevas que estuvieron habitadas por eremitasLa mayoría de estos monasterios castellanos se fraguaron en época condal (siglo X) a partir de concentración de eremitas que debieron habitar lugares apartados como las cuevas que se distribyen a lo largo de los cañones de diversos ríos del centro-oeste burgalés, como el río Arlanza. Con el tiempo esos cenobios, modestos desde el punto de vista arquitectónico, irían erigiendo nuevas fábricas más ambiciosas, especialmente a finales del siglo XI y comienzos del XII en el estilo que conocemos como Románico Pleno.

Los grandes monasterios y su influencia en el románico de sus comarcas

Hay que tener en cuenta que los grandes monasterios fueron quienes crearon escuelas románicas. Sus grandes fábricas, realizadas por geniales artistas, sirvieron de modelo a otras más modestas.

Las características constructivas y escultóricas de estos talleres fueron modelo a seguir por maestros canteros y modestos artistas locales.

Capiteles interiores.San Quirce, BurgosEn esta sección nos centraremos en dos magníficas obras. Nos referimos al Monasterio de San Pedro de Arlanza, arruinado, pero que conserva importantes vestigios de lo que fue uno de los edificios más ambiciosos del románico español del siglo XI.

Y por otro lado, trataremos del Monasterio de San Quirce. Éste está mejor conservado (aunque ciertas partes del exterior, incluyendo portadas y escultura monumental, piden a gritos una urgente restauración)

Monasterio de San Pedro de Arlanza
El monasterio de San Pedro de Arlanza está considerado como "Cuna de Castilla" y uno de los cenobios más impresionantes que tuvo la España condal.

Exterior de la cabecera románica  del Monasterio de ArlanzaAl valor artístico e histórico del cenobio hay que añadir su soberbio emplazamiento en los rocosos y majestuosos cañones excavados en la roca por el río Arlanza, a muy escasa distancia de otro emblemático monasterio, el de Santo Domingo de Silos y de la villa medieval de Covarrubias.

De sus nostálgicas y monumentales ruinas, que abarcan desde época románica al diglo XVII- quedan dependencias monacales: sala capitular, dos claustros y arcos que se niegan a desaparecer y, sobre todo, los restos de la monumental iglesia románica, su planta y los gigantescos pilares que sostuvieron sus bóvedas, los ábsides semicirculares, la torre, arcos torales y ventanales.
Ábside central de la iglesia de Arlanza
De época románica, que es lo que nos ocupa en esta página, lo mejor conservado de la iglesia abacial son los tres ábsides semicirculares, esbeltos y de amplios presbiterios (el del sur perdido). Los arcos triunfales se proyectan sobre columnas geminadas hasta la primera imposta ajedrezada que recorre toda la cabecera, para después continuar con capiteles labrados a la altura de la segunda imposta.

Los capiteles conservados son geométricos vegetales y algunos figurados, especialmente a base de animales como aves y leones.

Por su parte, la torre-campanario es una notable construcción, dividida en dos cuerpos: el bajo, abovedado con crucería sobre columnas románicas y el superior o de campanas de época bajomedieval. Desde este último tramo se divisan espectaculares vistasl del monasterio, así como de la antigua ermita prerrománica de San Pedro el Viejo o San Pelayo, así como del soto del río Arlanza.

Torre del Monasterio de San Pedro de ArlanzaAdemás de la torre -de finales del siglo XII o comienzos del XIII- varios restos románicos se encuentran repartidos por el complejo monástico, especialmente por el claustro y la sala capitular.

Pero fueron muchos más los que han sido trasladados a distintos museos nacionales y extranjeros, entre los que citaremos las pinturas murales románicas de la sala capitular -expuestos en el MNAC y Los Claustros del Museo Metropolitano de Nueva York- y la soberbiamente decorada portada occidental, llevada al Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

Más información del Monasterio de San Pedro de Arlanza

Monasterio de San Quirce

El monasterio de San Quirce, en el corazón de Burgos, data del siglo X. A finales del XI se decidió reconstruir la vieja iglesia prerrománica y se levantó el original ábside con óculos y cubierta de losas de piedra.

Ya en el siglo XII se continuaron y replantearon las obras, para lo cual se levantó una alta cúpula sobre pechinas, sobre la que se yergue una masiva torre.

Las dos portadas (occidental y septentrional) son muy interesantes por su colección de esculturas repartidas en canecillos, metopas y frisos.

Interior de la iglesia de San QuirceTambién son muy interesantes los capiteles interiores de buena calidad y fuerte valor simbólico y catequético.

En esta comarca, además de estos grandes monasterios, hallamos pueblos con encantadoras iglesias parroquiales de verdadero valor artístico.

Citaremos las de Castrillo Solarana (en la imagen) cuyo ábside tiene doble arquería mural con arquivoltas polilobuladas, Revilla-Cabriada con elegante puerta o la ermita de Santa Cecilia de Santibáñez del Val, de origen prerrománico.

Más información del Arte Románico de la Comarca del Arlanza

 

 


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias