PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Románico en la Comarca de Odra-Pisuerga

Enlaces Relacionados








Cabecera de la iglesia de Boedo de Villadiego desde el noreste. Comarca de Odra-PisuergaLa Comarca de Odra y Pisuerga se corresponde con el sector occidental de la provincia de Burgos. Es así denominada porque está regada por el río Pisuerga y su afluente el Odra.

Territorio limítrofe con Palencia, tiene la característica de ofrecer una orografía bastante llana, con amplios campos de cereal y masas arbóreas dispersas. La capital de la comarca es la antigua villa de Villadiego.

En cuanto al románico que encontraremos en estas tierras, se asemeja al de otras comarcas aledañas, es decir, se compone de un tipo de iglesias tardías donde prevalece la calidad y monumentalidad de la arquitectura frente a la finura en las tallas escultóricas.

Otra de las características de buena parte de estos templos medievales es su carácter especialmente tardío, probablemente realizadas a finales del siglo XII o ya en las primeras décadas del XIII. Dicho aspecto se aprecia, por ejemplo, en las puertas de ingreso de algunas de las iglesias de la comarca, con arquivoltas muy agudas y poco o nada decoradas, en probable remedo de la arquitectura cisterciense.

Puerta de la iglesia de VillahernandoA ellos hay que añadir una serie de construcciones de bien entrado el siglo XIII y de carácter más gótico que románico, como las iglesias Villamorón u Olmos de Picaza, entre otras.

También es frecuente que las fábricas tardorrománicas fueran modificadas o reconstruidas en siglos bajomedievales (en estilo gótico tardío) dada el auge económico y político que alcanzaron el territorio burgalés en el siglo XV y comienzo del XVI.

De la nutridísima nómina de iglesias o restos románicos de la comarca, nos pararemos especialmente en las iglesias de Padilla de Abajo, Arenillas de Villadiego, Boada de Villadiego, Villaute, Arenillas de Riospisuerga, la Ermita de Nuestra Señorita de Zorita de Melgar de Fernamental y la iglesia parroquial de San Lorenzo en Villadiego.

Padilla de abajo. Ermita de Nuestra Señora del Torreón

Ermita de Padilla de Abajo, junto a MelgarLa Ermita de Nuestra Señora del Torreón de Padilla de Abajo es una buena iglesia románica de principios del siglo XIII y tiene elementos de mucho interés.

Lo primero que hay que destacar es que está a las afueras del pueblo rodeada por campos de labor por lo que su estampa es magnífica y su visita una delicia.

Ermita de Nuestra Señora del Torreón . Padilla de AbajoLa Ermita de Nuestra Señora del Torreón tiene la planta más frecuente en el románico rural castellano: una sola nave, cabecera orientada canónicamente hacia oriente y hastial a poniente.

Tiene la cabecera con una sección recta o presbiterio y un ábside semicircular separado por pronunciado codillo. Existen cuatro columnas y tres ventanales en los paños resultantes. Son destacables los canecillos por la expresividad de sus relieves, donde predominan especialmente las caras demoníacas con cabellos puntiagudos (imitando, probablemente las llamas del fuego del infierno).

Portada de la ErmitaLa portada es abocinada, con cuatro arquivoltas decoradas con motivos geométricos. Los capiteles de las columnas son interesantes. En uno de ellos podría estar tallada el tema de la "Bocca della Veritá", cabeza de mármol en Roma en la que dos jóvenes meten sus manos tratando de probar su inocencia en un lance de amor.

Boada de Villadiego

La iglesia de Boada de Villadiego se encuentra encaramada en un altozano sobre el pueblo, rodeada de un muro que circunda el espacio del atrio.

Es el habitual templo de una nave con ábside de semitambor, construido plenamente con sillares. En el interior, la nave se modificó con la adición de una bóveda estrellada. También se anexionaron dependencias en el costado norte.

El ábside tiene dos haces de triples columnas (más estrechas las laterales que la central) sobre contrafuertes que generan tres paños con sus respectivos ventanales.

Capitel de un ventanalLos ventanales parecen estar influidos por el taller que trabajo en la cercana iglesia de La Piedra (y otros templos probablemente desaparecidos) que tienen la particularidad de emplear otro tipo de piedra para los bloques esculpidos. También como en la parroquial de La Piedra los fustes son estriados y la arquivolta apuntada está decorada con motivos ondulantes.

Hay que fijarse en la escultura de canecillos y capiteles, pues alternan los motivos meramente vegetales con otros iconográficos muy interesantes, como es el caso del capitel que muestra la escena de la "Pesca Milagrosa".

La portada, que se sitúa en el muro meridional, es acusadamente austera, sin concesiones escultóricas o decorativas. Consta de tres arquivoltas ojivales de perfil plano y aristas vivas que se apoyan sobre jambas sin columnas.

Arenillas de Villadiego

Iglesia de Arenillas de VilladiegoLa de Arenillas de Villadiego es una imponente iglesia de magnífica fábrica y hechuras románicas donde destaca la calidad del ábside y su portada con arquivoltas muy apuntadas y decoración de dientes de sierra.

A la construcción románica original se le añadió una dependencia alargada en el muro sur junto a un pórtico que cubre la puerta citada, además de una torre campanario renacentista en el extremo occidental y el muro del cementerio en el lado norte.

A pesar de tanto aditamento moderno, la silueta de la iglesia es soberbia gracias a sus equilibradas formas.

El ábside tiene las habituales columnas entregas y un ventanal en el paño central cuyo tímpano está esculpido con hojas radiales de claro simbolismo solar. Otra pareja de ventanas se disponen en los muros presbiteriales.

La escultura de capiteles y canecillos, sin ser de gran calidad, es de las de mejor nivel de la zona.

Villaute

Iglesia de Villaute con sus dos naves y respectivos ábsidesLa iglesia de San Martín de Villaute pertenece a esa original y reducido grupo de iglesias románicas de dos naves, con sus respectivos ábsides casi gemelos.

Como sucede en otros casos parecidos, tan peculiar planta y estructura es fruto de dos campañas sucesivas y no de un proyecto original.

En un momento dado de finales del siglo XII se construiría un templo de una nave y cabecera de un ábside al modo habitual. Unas décadas después, seguramente a principios del siglo XIII, se eliminó el muro sur de esta iglesia y se construyó otra nave de parecidas hechuras y dimensiones. Probablemente, esta ampliación se debiera a un aumento demográfico en la localidad.

Capitel con sirena de doble colaEl ábside norte -el más antiguo- presenta una articulación con dos columnas y un estético ventanal que tiene arquivolta zigzagueada y baquetón sogueado, además de una chambrana ajedrezada. Los capiteles tienen aves y una sirena-pez de doble cola.

Algunos canecillos merecen ser observados con detenimiento. Tal es el caso del aldeano vestido con ropa de invierno que deja ver sus partes, seguramente para calentarse al fuego. Tal representación es bastante frecuente en los calendarios agrícolas o mensarios representando alguno de los meses del invierno.

El ábside sur -el más moderno- es más austero y prescinde del ventanal. En la nave correspondiente tenemos la puerta que debió ser desmontada de la primitiva iglesia y reconstruida en este muro.

Es pequeña, con arquivoltas de medio punto y dos parejas de columnas de las que sólo nos quedan los capiteles. En época moderna sufrió una reforma que disminuyó la luz del vano de ingreso.

Villegas

Canecillo románico. Iglesia de VillegasLa iglesia parroquial de Santa Eugenia de Villegas es la suma de un edificio tardorrománico (de bien entrado el siglo XIII) relacionado con el vecino templo de Villamorón y dos campañas constructivas más de los siglos XV y XVI.

Del primitivo templo románico quedan varios restos: los pilares y columnas de algunos tramos del interior, la puerta sur, una serie de canecillos, etc.

También encontramos una buena pila bautismal románica.

Villamayor de Treviño

La iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de Villamayor de Treviño es un complejo edificio de varias etapas constructivas.

A nosotros nos interesa especialmente el ábside de semitambor -obra de finales del siglo XII- con dos contrafuertes y un ventanal reformado en el centro.

Puerta con arquivoltas muy apuntadasDe mediados del siglo XIII debe ser la nave sur añadida a la románica con su respectiva puerta de arcos apuntados completamente planos y lisos.

En el interior se guarda una notabilísima pila bautismal románica muy deteriorada. Llama la atención la basa con dos enormes serpientes que muerden sus cabezas.

La iglesia de San Lorenzo de Villadiego

La iglesia de San Lorenzo de la capital de la comarca, Villadiego, fue reconstruida casi completamente a partir del edificio románico.

Del siglo XII conserva una deteriorada pero buena puerta con varias arquivoltas de finos boceles y escocias.

Una de ellas tiene una serie de personajes bastante rudos y esquemáticos en disposición radial, además de cenefas ajedrezadas y en punta de diamante.

Ermita de Nuestra Señora de Zorita de Melgar de Fernamental

Ábside románico de la Ermita de Nuestra Señora de Zorita (en las proximidades de Melgar de Fernamental)La Ermita de Nuestra Señora de Zorita se encuentra a unos tres kilómetros de Melgar de Fernamental, ya que era la iglesia parroquial del desparecido pueblo de Zorita.

En la actualidad nos ofrece un bien articulado ábside con contrafuertes y ventanales, además de un curioso pórtico neorrománico construido en 1950 por Emigilio Martín Terradillos con capiteles inspirados en el claustro de Silos.

Lo más notable del interior son los capiteles del arco triunfal. Fueron esculpidos en ellos dos grifos encaramados sobre leones y una serie de personajes de difícil interpretación, uno de los cuales -una mujer- porta un halcón en su mano.

La singular iglesia de Villamorón

Iglesia de Santiago de VillamorónLa iglesia de Santiago de Villamorón es uno de los edificios más sorprendentes no sólo de la comarca de Odra-Pisuerga sino de todo el ámbito rural burgalés.

Fue el templo parroquial de Villamorón, población hoy prácticamente deshabitado a muy poca distancia de Villegas.

Tras la restauración reciente de la que ha gozado y su emplazamiento sin edificios cercanos que limiten su visión (salvo por su extremo occidental) nos permite disfrutar de una contemplación perfecta de tan majestuoso edificio.

Iglesia de Villamorón, desde el noroesteEn sentido estricto, este templo tiene poco ya de románico y habría que clasificarlo de primer gótico con hechuras sobrias -casi castrenses- propias de la arquitectura cisterciense que tanta presencia tuvo en Castilla. No obstante no podíamos dejar de advertir al turista que se adentre en esta comarca de la existencia de esta construcción, pues no se arrepentirá de visitarla.

Su fecha de erección podría calcularse alrededor del tercer cuarto del siglo XIII. Dispone de tres naves separadas por pilares con ocho columnas periféricas (para los arcos formeros y perpiaños, además de los cruceros de las correspondientes bóvedas de crucería). Los arcos alternan boceles y escocias mientras que los capiteles son vegetales y estilizados. Todo ello nos vuelve a remitir a modelos cistercienses como Las Huelgas de Burgos.

Villamorón: puerta surLa cabecera es plana y sobre ella se levanta una torre fortaleza.

En el hastial se abre un gran rosetón con tracerías. Tuvo tres puertas: la occidental y la norte lamentablemente tapiadas, mientras que la sur cuenta con arquivoltas ligeramente apuntadas sobre las jambas.

La mayoría de los canecillos son geométricos aunque todavía alguno queda figurado de tradición románica.

En definitiva un edificio donde contrafuertes, arimeces, arcos, etc. nos muestran monumentalidad además de formas ásperas y angulosas. Estamos ante una iglesia más gótica que románica pero que no tiene como referencia al gótico francés de la catedral de Burgos sino la arquitectura bernarda que se diseminó por decenas de monasterios en estas tierras castellanoleonesas, entre los siglos XII y XIII.

Iglesia de Arenillas de Riopisuerga

La iglesia de Arenillas de Riopisuerga conserva de época románica su ábside pues el resto fue rehecho en el siglo XVI. Pero con todo, esta cabecera es de gran interés por lo poco habitual en estas tierras.

Tiene planta semicircular, construido con sillería. El muro se anima con dos anchos contrafuertes que lo seccionan en tres paños con una ventana de arquivolta algo aguda en cada uno.

Lo que da originalidad a esta iglesia es el coronamiento, pues en lugar de los habituales canecillos soportando el alero, muestra una arquería ciega sostenida por ménsulas. Los motivos escultóricos de dichas ménsulas son cestas vegetales a modo de capiteles y cabezas de animales.

Aunque esta composición muraria se relaciona a veces con la arquitectura lombarda, la referencia más directa es la de ciertas iglesias zamoranas y gallegas que ofrecen la misma articulación de la cornisa.

Otras iglesias románicas de la Comarca de Odra - Pisuerga

Iglesia de Padilla de ArribaDada la gran extensión de la comarca y la densidad de iglesias y ermitas románicas, debemos recomendar visitar estas tierras con tiempo y combustible suficiente para recorrer con detenimiento la mayoría de los pueblos y aldeas, pues casi todos conservan restos románicos de mayor o menos entidad.

De todo este panorama, resaltaremos la iglesia de Padilla de Arriba, con potente y voluminoso ábside; la iglesia de Susinos del Páramo, con interesante portada con columnas de capiteles historiados, como el que muestra una sirena de doble cola; el templo de Quintanilla de Riofresno que muestra una preciosa y alta espadaña, como las que son habituales en el norte de Burgos y Palencia; la modesta pero preciosa ermita de San Cristóbal de Sotresgudo, ubicada en un paraje aislado y de gran belleza.

En Olmos de Picaza, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es más gótica que románica, pudiendo ser obra del siglo XIII, con tres naves separadas por arcos sobre pilares cruciformes y columnas adosadas. La portada es también de esta época.

Otros restos románicos menores quedan en la iglesia de Villegas, prácticamente reconstruida en gótico.


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias