PÁGINA DE INICIO 

 

Guía del Románico en la ciudad de Burgos

Enlaces Relacionados








Detalle de sepulcro en el Monasterio de las Huelgas. BuergosLa ciudad de Burgos fue fundada en el año 884, al abrigo de un Castillo próximo al río Arlanzón, por el conde Diego Rodríguez Porcelos.

Burgos que durante toda la Edad Media fue una ciudad de gran poder político y económico, como cabeza de Castilla e importante estación del Camino de Santiago, debió ser una ciudad eminentemente románica durante el siglo XII, luego gótica y más tarde pasaron por aquí otros estilos y otros saberes.

Arpía. Puerta de Cerezo de RiotirónPero, paradójicamente, hoy Burgos no es una ciudad románica. Las numerosas parroquias románicas que se construyeron en los siglos XI y XII fueron transformándose en templos góticos -gracias al influjo de su catedral- hasta desaparecer su rastro. A ello no debió ser ajeno el auge económico de la ciudad gracias al pujante comercio de la lana con Flandes en el siglo XV.

Además de algunos restos -aunque muy interesantes-desperdigados por la catedral, el Museo Catedralicio y el Museo de Burgos, el románico en la ciudad de Burgos queda representado en el Real Monasterio de las Huelgas (con su magnífico claustro románico llamado "Las Claustrillas") el Hospital del Rey y la portada de la iglesia de Cerezo de Riotirón. También incluimos, dada su cercanía, el célebre Monasterio de San Pedro de Cardeña con su célebre claustro de los Mártires y la torre "cidiana".

Claustro del Monasterio de San Pedro de CardeñaNo es mucho, aunque la calidad de lo citado aconseja una visita obligada.

La portada de Cerezo de Riotirón

La portada de la iglesia de Cerezo de Riotirón está situada en el precioso y bucólico Paseo de la Isla.

Fue desmontada y traída hasta esta ubicación a principios del siglo XX. Lamentablemente se eliminaron las partes inferiores de las columnas con el fin de que se pudiera observar mejor las esculturas de las arquivoltas, pero en cambio se ha perdido algo de sus armónicas proporciones.

Las arquivoltas muestran a los veinticuatro ancianos del Apocalipsis y una excelente colección de animales: cuadrúpedos, y dragones preferentemente.

Dragón de la iglesia de Cerezo de Río TirónTambién los capiteles están muy decorados a base de arpías, centauros, grifos, etc.

Esta puerta pudo realizarse a finales del siglo XII y es una excelente obra con ornamentación muy cargada. Incluso muestra ciertos barroquismos en la labra de ropajes y cabezas de cuadrúpedos.

El conjunto, por su labra, por los motivos iconográficos guarda estrecha relación con el románico de la zona de Sedano que es claramente deudora del Claustro de Silos.

El Hospital del Rey

Este hospital para los peregrinos del Camino de Santiago fue fundado por el monarca castellano Alfonso VIII.

Hoy forma parte de las dependencias de la Universidad de Burgos. De época románica quedan un par de puertas tardorrománicas.

Restos románicos en la catedral de Burgos

Maqueta de la catedral románica de BurgosLa celebérrima catedral gótica de Burgos sustituyó a su antecesora románica en el siglo XIII. Han quedado pocos restos de dicha seo, pero por lo que parece fue una construcción del románico pleno erigida en las dos últimas décadas del siglo XI.

Probablemente tendría tres naves, transepto no acusado en planta y cabecera de tres ábsides escalonados de planta semicircular. Según Félix Palomero este templo no diferiría de otros edificios monásticos de la época, como por ejemplo el de San Pedro de Arlanza.

La catedral románica tenía un claustro adosado al muro meridional, del que se conserva una portada de estructura y decoración románica muy tardía. Más al sur estaba el Palacio Real del que queda una galería (la actual tienda y taquilla) abovedada con medio cañón apuntado y fajones. Encima queda una arquería de arcos apuntados sobre columnas. Todo ello parece de finales del siglo XII o posterior por lo que pudo ser fruto de una reforma tardía.

Capitel con aves de la catedral románica, similar a uno de ArlanzaEn el claustro bajo de la catedral se conservan una serie de capiteles románicos de esta primera catedral. Los hay de gran sencillez, de volutas y pomas, aunque también los hay figurados con animales y otro extraordinario que imita fielmente los capiteles compuestos romanos.

Algunos de ellos son prácticamente idénticos a sus homólogos de las ruinas de San Pedro de Arlanza.

También encontraremos el sepulcro infantil del infante Don Sancho, hijo del monarca castellano Alfonso VIII, fallecido en 1180, con las habituales escenas del alma del difunto transportada por ángeles.

Piezas románicas del Museo Catedralicio de Burgos

El Museo Catedralicio se encuentra repartido en los dos claustros (superior e inferior) de la catedral.

Sepulcro de MudarraAquí hallaremos piezas arquitectónicas, escultóricas, de orfebrería, etc. de diversa procedencia y que son de interés para quienes visiten la seo burgalesa.
En el piso superior del claustro gótico se puede admirar el llamado Sepulcro de Mudarra, procedente de San Pedro de Arlanza, además de varios capiteles procedentes de este monasterio burgalés.

Más información del Museo Catedralicio de Burgos

Otro elemento tardorrománico que pasa desapercibido habitualmente es la magnífica pila bautismal de la catedral, de comienzos del siglo XIII y que se guarda en la Capilla de Santa Tecla y Santiago. Es de grandes dimensiones con el borde polilobulado de la copa cuyos laterales están decorados con arquerías bajo los que se dispuso el Colegio Apostólico.

Piezas románicas del Museo de Burgos

Maiestas Domini y Tetramorfos del Frontal o Urna de SilosEl Museo de Burgos ocupa dos palacios renacentistas al otro lado del río Arlanzón. Entre su colección de piezas que abarcan desde los tiempo prehistóricos a los contemporáneos, hay una sala dedicada al prerrománico, románico y el gótico.

Destaca sobremanera la urna o frontal de Santo Domingo de Silos que embellecía el sepulcro del santo. Es una obra de bronce dorado con esmaltes y piedras semipreciosas. Es, ciertamente, una de las obras maestras de este tipo de arte del siglo XII.

Otras piezas importantes son la Arqueta de Silos, de origen musulmán a base de placas de marfil tallado, completada con esmaltes románicos o la Virgen de la Batallas.

Además cuenta con una apreciable colección de capiteles y canecillos románicos procedentes de diversas iglesias burgalesa, aquí incluido un capitel del Monasterio de San Pedro de Arlanza.

Más información del Museo de Burgos

Las Claustrillas en el Real Monasterio de Las Huelgas

Monasterio de las Huelgas. BurgosEl Real Monasterio de las Huelgas fue fundado por Alfonso VIII y su esposa Doña Leonor en 1187.

La mayor parte de la fábrica obedece a la concepción templaria de los cistercienses, con más cercanía a lo gótico que a lo románico.

No obstante, el Monasterio de las Huelgas también conserva elementos románicos de transición. Goza de merecida fama el claustro, conocido como "Las Claustrillas".

Las ClaustrillasSu construcción está fechada en el cambio de siglo y sigue la normativa románica. Las arquerías de medio punto van sobre finas columnas pareadas. Los capiteles lucen elegantes motivos vegetales.

Más información del Monasterio de Las Huelgas

El Monasterio de San Pedro de Cardeña

El Monasterio cidiano de Cardeña se encuentra a tan sólo unos pocos kilómetros de la capital burgalesa y de ahí que se haya incluido en este apartado dedicado al románico de la ciudad de Burgos.

El Monasterio de San Pedro de Cardeña es célebre, entre otras cosas, por haber sido lugar de cobijo para la familia de Rodrigo Díaz "El Cid" durante sus destierro.

Del templo románico primitivo queda poco, pero lo suficientemente interesante para ser visitado por los amantes del románico.

En primer lugar está la legendaria torre "cidiana". Es un campanario robusto y austero, con aspilleras y ventanales románicos de diversa época. Los vanos más bajos son de un románico incipiente y rudo, mientras que el penúltimo muestra ya un bello ajimez con parteluz central y chambranas ajedrezadas,

Claustro del Monasterio de Cardeña. BurgosDel siglo XII se conserva el interesante claustro románico, el denominado "Claustro de los Mártires". Tiene arquerías de medio punto sobre columnas únicas de robusto fuste y capiteles que imitan lo corintio.

Las dovelas de los arcos alternan el color rojo y blanco que inevitablemente recuerdan a los de la Mezquita de Córdoba.

El resto de las dependencias de este célebre Monasterio de Burgos son, en su mayoría, obra del siglo XV.

Más información del Monasterio de San Pedro de Cardeña


Libros, Seminarios y
Viajes de Arteguias